Berlín y Dresden

Share

Sobre el Destino

Berlín, ciudad de gran importancia e historia de Alemania, se encuentra al noreste de Europa, fue duramente golpeada en la segunda guerra mundial y al término, dividida en dos zonas: El Este y el Oeste, por el Muro de Berlín, a lo largo de144 kilómetros. Este muro se convirtió en símbolo absoluto y triste de la Guerra Fría hasta 1989, año de su caída y consolidación de la reunificación de Alemania.

Es probable que Berlín, sea hoy, una de las ciudades más interesantes de Europa! porque, luego de la caída del Muro, se unieron “dos mundos”. Una parte se convirtió en una de las ciudades más modernas, ordenadas y atractivas de Europa, la otra con hermosos monumentos y valiosos museos se conservó. El resultado de esta unión, desencadenó una fusión donde se mezclaron arquitectura de estilos diversos, monumentos, la oferta de museos y las oportunidades de ocio y entretenimiento creció. Nació una nueva, única e incomparable gran ciudad: BERLIN.

Dresden, ciudad al sur de Berlín, más pequeña pero no por ello menos importante de visitar porque es animada y, entusiasma a sus visitantes desde el inicio por su mezcla fascinante entre tradición y modernidad. Al caminar por su espléndido casco histórico, con la Residencia de los Príncipes Electores y Reyes de Sajonia, se despliega todo el extraordinario encanto de la ciudad, a la que se le conoce como la “Florencia del Elba”. Dresden sufrió muchísimo la ocupación en la guerra. En los primeros años después de la guerra los edificios calcinados fueron volados en lugar de volver a levantarlos; no obstante, se consiguió reconstruir entre otros el Zwinger, la catedral y el Albertinum. Los socialistas que la ocuparon decían que no necesitaban ni barroco ni iglesias que restaurar pero afortunadamente, se logró hacerlo más tarde.

Postdam (visitarla es como un viaje al pasado); Dessau con su interesante “Bauhaus”; Leipzig con su hermoso centro histórico, Meissen, famosa por su porcelana, Weimar ciudad emblema de la música, Erfurt, capital del estado de Turingen, cuna de intelectuales y joya cultural con bellísimos monumentos y edificaciones; Eisenach con su fortaleza…

VR te propone esta interesante e irresistible ruta por el norte y centro del este de Alemania.

La estupenda Berlín y la simpática Dresden, además de otras ciudades encantadoras. Alemania está de moda y visitarla hoy es un placer…

Itinerario

Día 1: Llegada a Berlín
Recepción en el Aeropuerto y traslado en transporte privado al hotel elegido según las sugerencias VR.

Visita panorámica a la ciudad de Berlín, recorriendo los puntos de mayor interés como: la Puerta de Brandemburgo, una de las más antiguas entradas a Berlín, emblema de la ciudad desee 179, y símbolo del triunfo de la paz sobre las armas; el Reichstag (Parlamento), la Unter den Linten, principal avenida de Berlín que recorre la ciudad desde la Puerta de Brandenburgo hasta Karl Liebknecht Strasse; la Catedral, la Iglesia conmemorativa del Kaiser en la KuDamm, uno de los monumentos más interesantes de Berlín, su peculiar aspecto de castillo derruido sin restaurar logra el objetivo de recordar que, con la guerra, además de desaparecer personas, se destruye tesoros arquitectónicos.

Visitarás también la famosa Alexander Platz, considerada el centro de Berlín desde la Edad Media y es en esta plaza, donde comenzaron las protestas que dinamizaron la caída del Muro; la East Side Gallery en donde se encuentra el mayor tramo del Muro de Berlín que aún se conserva; el Cementerio Judío en Weißensee, el mayor cementerio judío de Europa con sus más de 115.000 lápidas repartidas en cuarenta hectáreas, en un escenario semejante a un bosque encantado de cuento de hadas, nos cuentan las historias de las personas enterradas aquí, en el transcurso de los últimos 300 años; Check Point Charlie, lugar de paso fronterizo, durante la época del muro de Berlín, levantado al finalizar la II Guerra Mundial y en plena Guerra Fría, está ahora patrullado por falsos militares en una garita donde puedes sacarte la fotografía de turno. Darás un breve paseo por  el antiguo y medieval barrio de San Nicolás, a orillas del rio Spree.

Alojamiento de 3 noches.

Día 2: Berlín
Mañana dedicada a los Museos, donde se puede visitar varios de ellos que albergan hasta mini ciudades de Mesopotamia y Persia, colecciones de magníficas obras de arte. La llamada Isla de los 7 Museos es uno de los principales motivos de la visita a Berlín.

Día 3: Berlín
Se podría hacer una visita opcional aPostdam, una de las ciudades más bellas y señoriales de Alemania; combinación perfecta de arte y naturaleza. Visitaremos los puntos más conocidos de la ciudad como: el Puente de los Espías, utilizado para el intercambio de espías durante la Guerra Fría, el Palacio de Cecilienhof, donde se reunieron Stalin, Churchill y Truman para definir la división de Alemania o como muchos dicen “repartírsela”, el curioso barrio holandés, el Palacio Sanssouci y otros palacios que fueron residencia de la dinastía Hohenzollern.

Día 4: Berlín | Dessau | Leipzig | Dresden
Salida a Dessau  (110 kms desde Berlín por carretera) situada en la confluencia de los ríos Mulde y Elba, esta ciudad fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, quedó el peculiar “Bauhaus”, conjunto artístico y arquitectónico que en la actualidad, es un museo.

Continuación hacia Leipzing (56 kilómetros aproximadamente) para una visita panorámica a esta fascinante ciudad cultural con su precioso centro histórico y comercial.

Luego de una hora y media, llegada a Dresden, situada entre las fronteras de Alemania con Polonia y República Checa, en el valle superior del río Elba.

Alojamiento por 2 noches.

Día 4: Dresden

Visita a la ciudad y monumentos importantes como el palacio Zwinger, la ópera Semperoper, la más famosa de Alemania; la impresionante iglesia Frauenkirche y el Palacio Real, las calles Hauptstrasse, Dreikönigskirche, GoldenerReiter, Augustusbrücke, la Catedral Católica, el Desfile de los Príncipes Electores, las Caballerizas, y la Edificación socialista KulturPalast, BrülscheTerrasse y el Albertinum.

Día 5: Dresden- Erfurt
Salida a Weimar (dos horas aproximadamente) ciudad y joya de la historia intelectual alemana y europea, de la música, arquitectura e historia. Uno de los testimonios más importantes del Weimar clásico es la Casa de Goethe, un edificio barroco en la plaza Frauenplan, donde el poeta vivió durante casi 50 años y donde Schiller y J.S. C Bach también dejaron su huella.

Seguiremos hacia Erfurt, capital del estado de Turingen, bellísima ciudad con un monumental centro histórico con edificios religiosos. Recorreremos los puntos más importantes como La Catedral, de estilo gótico, construida en los siglos XII al XV sobre un edificio romántico anterior; el Monasterio de los Agustinos, donde vivió Martin Lutero (Teólogo alemán cuya ruptura con la Iglesia católica puso en marcha la Reforma protestante); El medieval Puente Kramerbrucke,el céntrico punto Fishmark; el Rathaus o Ayuntamiento; el barroco Angermuseum, entre otros…

Alojamiento por 1 noche.

Día 6: Erfurt | Eisenach | Erfurt y Regreso
Salida temprano hacia Eisenach (una hora) ciudad natal de J.S.Bach y joya de la región con su impresionante fortaleza Warturg, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO donde Martín Lutero se escondió durante su persecución y  escribió su traducción de la Biblia.

Regreso a Erfurt para el regreso de fin de viaje.

Cuándo y Cuánto
En la primavera y verano europeos; es decir de Junio a Setiembre!  Es el período ideal.

Dinos cuántas personas viajan y te enviaremos nuestra propuesta para diseñarte un viaje especial y seguir este interesante viaje por el norte y centro del este de Alemania.

También te puede interesar

Angra dos Reis y Paraty
Alaska
México Colonial